La pesca de litoral o de bajura, es la que se efectúa en las proximidades de la costa. Se faena con pequeñas embarcaciones y técnicas generalmente artesanales. Las salidas no exceden un día, por lo que el pescado capturado se subasta fresco en las lonjas ese mismo día.

barco de pesca

Barco de pesca llegando a puerto en Vigo

En Galicia la pesca litoral y el marisqueo es la actividad pesquera con más activos. El 87% de los barcos pesqueros gallegos son empleados en estas artes menores, así como un 68% del empleo directo en la industria pesquera gallega está destinado a la pesca costera y el marisqueo.

Más de 190 especies comerciales son obtenidas con estas prácticas, tanto de pescado como de marisco. En las lonjas gallegas se encuentran diariamente pulpos, almejas, percebes, sepias, berberechos, centollas, nécoras, jureles, caballas, sardinas, fanecas, lubinas, navajas y merluzas, gracias a la pesca de litoral.

Las técnicas de marisqueo y pesca litoral son en general respetuosas con el ecosistema. Además se utiliza una gestión de recursos que protege el medio marino: tallas mínimas, cuotas máximas por día, vedas, etc. Se intenta cada vez más ir en la dirección de una explotación pesquera sostenible y cuidadosa con el mar.